lunes, 17 de junio de 2019





Marga Gil Roësset



No puedo hablar
más las luces se apagan
cuando lo hago,
la herrumbre se acumula
a un lado de la acera
los coches pasan y apenas
se levanta el polvo
Cierro los ojos para no ver.


jueves, 13 de junio de 2019


Vengo de una amplia estirpe salvaje
Conversando con ella,
Rompí la razón cuerda de los tiempos vividos
Congelé las lágrimas
Perduré con sentimientos amenazados
Con la risa partí piñas, me doblegaron los vientos
De una carrera desmedida contra mí de los míos
Carceleros de lo indomable, resortes podridos
De los hábitos y ordenes y tareas esgrimidos.
Provengo de una cepa extraña,

De flores que saludan  el atardecer.

domingo, 23 de diciembre de 2018




Un solo atardecer colmaba mis ansias observando el vuelo de los vencejos y  las golondrinas que se abría en círculos sobre los tejados y azoteas. El color de la tarde rezumaba frescor y una alegría punzante. La tarde se expandía en un latido que abría el cuenco de las manos recogiendo el regalo del presente. Finalmente me sumergía en la noche, un aleteo cálido, luminoso y secreto, seguía palpitando la música de las bestias entre luces mortecinas y lejanas.